BELTAINE en Ines (Soria) 28.4.2018

Convocan:

Asociación de Amigos de la Celtiberia y Asociación Cultural Villa de Ines

 

 

Queridos amigos de la Celtiberia.

 

Hemos estado un largo invierno aletargados, pero la semilla está renaciendo en primavera. Los frutos están próximos por llegar. Para celebrar la llegada de la vida, vamos a conectar con los ritos que, posiblemente más en el mito y leyenda que en la Historia, llevaban a cabo nuestros antepasados. Pero en estos tiempos de empirismo salvaje, globalización, belicismo y descreimiento cientifista, más que nunca necesitamos el mito y la leyenda.

He aquí algunos apuntes, de nuevo quizá más míticos que históricos en torno a esta fecha sagrada del calendario celta.

Las celebraciones comenzaban con la Noche de Walpurgis, encendiéndose hogueras que se apagaban al día siguiente (Beltaine) para encender un simbólico fuego nuevo. Esa noche, en la que como en la que precede a Samhain (la otra gran festividad celta del 1 de noviembre ahora divulgada desde el Imperio como Halloween) vagaban los espíritus, ha sido advocada frecuentemente por el cine de terror.

Beltaine (1 de mayo) es una fecha simbólica, fundamental en el calendario celta (más perfecto todavía que el actual gregoriano, como prueba el bronce de Coligny) en el centro de la “Edad del Roble”. Las celebraciones giraban en torno a la naturaleza, ya que la religión celta tenía un preponderante sesgo panteísta.

Estos cultos a la Naturaleza (La Fuente de Vida, la Fuente de Todas las Cosas) fueron recreados con potente sentido mítico por la novelista norteamericana Morgan Llyvelyn, quien pone en boca del druida Anvar estas palabras:

“Más tarde descubriría que los romanos afirmaban que adorábamos a los árboles, pero los romanos sólo ven la superficie de las cosas. Los druidas no adoramos a los árboles, sino que adoramos entre los árboles y con los árboles. Todos juntos adoramos a la Fuente”.

El Druida, Barcelona, Martínez Roca.

No obstante, también han quedado testimonios históricos de estas celebraciones primaverales, como éste recogido por John Ramsay en las Islas Británicas durante el siglo XVI:

“igual que el otro culto público de los druidas, la fiesta de Beltane, creemos que se ejecutaba sobre collados y cerros. Ellos pensaban que era degradante para aquel cuyo templo es el universo, suponer que morase en cualquier casa hecha con las manos. Por esta razón los sacrificios eran ofrendados al aire libre, con frecuencia sobre las cimas de las colinas, donde se les ofrecía el panorama más grandioso de la naturaleza y donde estaban más cercanos a la sede el calor y el orden”.

 

PROGRAMA DE ACTOS.

Sábado, 28 de abril

11’00-11’30 horas: Recepción de participantes en la plaza del pueblo.

11’30 horas: Conferencia a cargo del arqueólogo Alberto Gonzalo sobre Celtiberia: legado del pasado e identidad de futuro. Centro Social de la villa.

13.00 h. Lectura del Manifiesto S.O.S. España Rural Interior

14’00 horas: Comida en la alameda (si lloviera sería en el Centro Social). Ofrecida por la Asociación de Amigos de la Villa de Ines.

16’00 horas: sobremesa amenizada por música

17’00 horas: Acto de magia y abrazo de la naturaleza en la alameda. Plantación de un mallo (rito de fecundación).

A todos se aconseja abrazar los álamos para sentir la fuerza de la Fuente acompañando a la savia del árbol.

19’00 horas: Música y recital poético

21’00 horas: Cena de hermanamiento

23’00 horas: Música y bebida en fraternidad celtibérica

Domingo, 29 de abril

11’00-14’00 horas: Visita guiada a San Esteban de Gormaz (10 km) y luego a la ciudad celtíbero-romana de Termantia (Montejo de Tiermes), situada a 30 km. a cargo del arqueólogo Alberto Gonzalo, de la Asociación de Amigos de la Celtiberia.

Notas informativas

Se aconseja que los participantes vengan ataviados con trajes celtíberos (se pueden confeccionar o adquirir incluso en Amazon) y un colgante de triskel para realizar los rituales. He aquí el sentido mítico del triskel:
representa la Trinidad Céltica (los Tres Reinos): la Tierra, el Hombre y el Más Allá.

“Tres partes en el mundo hay,
tres comienzos y tres fines,
tanto para el hombre como para el roble.
Tres Reinos de Merlín,
llenos de frutas de oro, de flores brillantes
y de pequeños que ríen”.

Hersart de Villarmarqué, Relatos populares de Bretaña

Es prioritario que dejéis constancia de asistencia y número de asistentes: AQUÍ

http://aaceltiberia.blogspot.com.es/

Os saludamos como personas libres

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres apoyar el desarrollo de la España rural interior?
Firma para apoyar la causa

¿Quieres apoyar el desarrollo de la España rural interior?

Firma para apoyar la causa

Gracias por tu apoyo!

¡Gracias por apoyar la causa!